Cómo elegir la mejor almohada

Cómo elegir una almohada

Para descansar, no es solo importante escoger un colchón que se adapte a tus necesidades y cumpla con tus expectativas, las almohadas también cumplen un papel sumamente importante. Elegir la almohada ideal es garantizar conciliar el sueño más reconfortante e incluso, disminuir esos molestos dolores de cabeza, cervicales o de espalda.

A continuación, te mencionaremos los diferentes tipos de almohadas que existen en el mercado, con la finalidad de que puedas elegir la que más se adapte a tu forma de descanso y decidas qué almohada comprar.

 

Tipos de almohadas

Almohadas de fibra

Se ubican como las más sencillas presentes en el mercado, por lo que suelen traer beneficios al hablar de economía aún siendo suaves y flexibles. Son en su mayoría recomendadas para aquellas personas que duermen boca arriba y también para aquellas que sufren de alergias, gracias a que poseen cualidades hipoalergénicas en algunas de sus presentaciones.

 

Almohadas de pluma

Estas suelen ser un poco más costosas que las de fibra, pero ofrecen mucha más suavidad y durabilidad. Suelen estar constituidas por plumas, plumones o por la integración de ambos. Son ideales para aquellas personas que son sensibles al frío, ya que gracias a los materiales con los que están conformadas, suelen ser bastante cálidas. Este tipo de almohadas no pueden ser usadas la mayoría de las veces por personas alérgicas.

 

Almohadas de látex

Si eres de los que busca suavidad en todo momento, esta es la almohada que más se adapta a lo que buscas. Las almohadas de látex suelen conservar su forma por mucho más tiempo. Una de sus desventajas puede ser el hecho de ser más costosas, y que suelen causar un efecto de rebote que a las personas puede no agradarles al principio.

 

Almohadas viscoelásticas

Fabricadas con espuma sintética, son recomendadas para aquellas personas que sufren de dolores de cabeza y cuello y requieren que se adapten a la forma del cuerpo. Ofrecen mayor firmeza, adaptabilidad, durabilidad y normalmente son 100% hipoalergénicas. Un ejemplo de esto lo puedes ver en nuestro catálogo con la almohada de gel y espuma viscoelástica.

 

Consejos para elegir una almohada según tu posición al dormir

Para concluir te brindamos algunos tips a tener en cuenta para saber qué almohada comprar según tus expectativas y estilo de sueño.

Si eres del tipo de persona a la que le gusta dormir boca arriba, la mejor opción es elegir una almohada de altura media baja, ya que con este tipo de almohada se evitan dolores cervicales al tener el cuello más alineado con la columna.

Si tu posición favorita para dormir es estando de lado, tu almohada ideal es una de altura media alta, de esta manera se mantiene una alineación entre cuello y columna.

Si por otro lado prefieres dormir boca abajo, la mejor elección es una almohada con bajo nivel de firmeza, ya que en esta posición el cuello no necesita demasiada altura para mantenerse en una buena alineación cuello espalda. Sin embargo, esta posición al dormir no es la más recomendada por profesionales.

Ahora bien, si eres de los que durante la noche no mantienen una posición fija, la almohada que deberías elegir, es aquella que te permita flexibilidad y que se adapte a tus movimientos durante la noche, una buena opción es comprar una almohada de memory foam o con memoria. Este tipo de almohada tiene un diseño ergonómico y se adapta ayudando a mantener una postura ideal mientras duermes, además de brindar un gran confort.