Cómo elegir un buen colchón

Cómo elegir un colchón

Nuestro desempeño en el día a día depende en gran parte de la calidad del sueño y es importante para cada persona cumplir con las horas necesarias para recargar energías, de este modo las actividades diarias fluyen de la mejor manera. Es por ello por lo que, a la hora de dormir, se debe contar con las condiciones necesarias para lograr un buen descanso, sin embargo, entre dichas condiciones una es crucial, la elección de un buen colchón.

A continuación, te compartimos aquellos aspectos fundamentales a la hora de elegir el colchón ideal, entre los que hay que considerar factores como el tamaño, la firmeza, la tecnología de fabricación y el confort.

 

La composición de un colchón

La fabricación de colchones comprende en la actualidad varias tecnologías que permiten contar con productos que garanticen comodidad y firmeza. Para aclarar esto, es importante mencionar que los colchones están fabricados y constituidos por tres partes principales: un núcleo, el relleno y el tapizado. Las variaciones en estas partes son las que crean las diferentes ofertas que conseguimos en el mercado para todo tipo de necesidades.

Ahora bien, si te estas preguntando cuál es el mejor colchón para tu estilo de cuerpo, forma de dormir y estatura para así lograr ver tus necesidades satisfechas, a continuación, te explicamos más sobre los tipos de colchones que existen y cuáles son los más recomendados según los estilos de sueño y el confort que buscas conseguir.

 

Te puede interesar: Cómo elegir la mejor almohada para tus necesidades

 

Tipos de colchones en el mercado

En primer lugar, es importante resaltar, que los tipos de colchones vienen a estar delimitados por su material; entre estos se encuentran: los de muelles, látex, viscoelásticos, espumas o HR. Veamos más de cada uno.

Colchones resortados o de muelles

Cuando se habla de colchones de resortes, nos referimos al tipo de colchón con más historia, por lo que, si estás en busca de algo más tradicional, el colchón fabricado de esta manera te será familiar. Aunque es una tecnología que existe hace tiempo, no significa que no haya evolucionado, por lo que no está obsoleta. Este tipo de colchones normalmente se recomiendan para aquellas personas que gustan dormir boca arriba sin importar el índice corporal que posean.

Entre los colchones fabricados a partir de resortes o muelles, se puede encontrar también una clasificación en varios tipos:

  • Muelles ensacados: aquellos en los que cada muelle está cubierto por un saco de tela. Esto permite separarlos y que a la hora de recibir el peso corporal lo hagan de manera individual, por lo que la distribución del mismo garantiza mayor capacidad ergonómica.
  • Muelles continuos: formados por un muelle único, te brindan resistencia, firmeza y estabilidad a la hora del descanso, por lo que puedes tener garantizado la no formación de huecos o hendiduras a la hora de descansar.
  • Muelles bicónicos: este colchón está conformado por distintos muelles, suelen ser más flexibles y más económicos que los anteriores tipos de colchones de muelle, su desventaja radica en lo propensos que son a crear hundimientos mientras se duerme en ellos.

 

Colchones de Látex

Ahora bien, los colchones de látex, son otro de los tipos que daremos a conocer a continuación. Cuando hablamos de un colchón fabricado con látex, nos estamos refiriendo a un colchón que posee una muy alta capacidad de adaptabilidad al cuerpo, esto gracias a la gran elasticidad que este material puede proporcionar.

Entre las desventajas que se pueden encontrar a la hora de elegir un colchón de látex, es su baja transpirabilidad, por lo que para ello se recomienda el uso de una base de somier de láminas o canapés. Para esto también es importante escoger siempre látex hipoalergénico.

 

Colchones Viscoelásticos

Por otro lado, también se pueden encontrar los colchones viscoelásticos, es importante aclarar que su composición total no está constituida por este material, ya que el mismo no es lo suficientemente resistente como para ello. Su fortaleza se encuentra en la gran capacidad de adaptación que ofrece a tu cuerpo mientras descansas; es un tipo de colchón diseñado para aquellas personas que no suelen transpirar durante la noche y que, por el contrario, quieren sentirse cubiertos mientras duermen.

 

Colchones de Espuma o HR

Los colchones de espuma o de alta resistencia, por sus siglas en inglés High Resilience (HR), son aquellos que ofrecen mayor flexibilidad y elasticidad a sus usuarios. Gracias a la sensación de espuma presente en este tipo de colchones la comodidad es un factor que siempre está presente, a su vez que, ofrece propiedad antimicrobianas e hipoalergénicas, extendiendo su durabilidad.

Por otro lado, una de las desventajas es la poca transpirabilidad que ofrecen, por lo que suelen ser un poco calurosos y no ofrecen mucha movilidad a la persona mientras se duerme.

 

Recomendado: Te invitamos a ver nuestra completa oferta de colchones con los mejores precios haciendo click aquí.

 

Otras clases de colchones

Además de los tipos expuestos anteriormente, también se encuentran en el mercado colchones clasificados según su tapizado, los cuales están ligados a innumerables beneficios, acá te mencionaremos los más relevantes.

Los colchones antihumedad, son aquellos que, gracias a sus beneficios transpirables y de aireación, evitan que el colchón se cargue de humedad y por consiguiente disminuyen su deterioro. En este tipo de colchón el aire circula por el colchón libremente.

Los colchones hipoalergénicos, son en la actualidad lo más buscados, ya que gracias su gran tecnología, resulta ser un tipo de colchón que beneficia aquellas personas que son alérgicas, garantizándoles un descanso gratificante, a su vez que evita la concentración de bacterias en el colchón.

Los colchones antiestrés, diseñados para aquellas personas que no solo desean desprenderse del cansancio físico, sino también del cansancio mental y por consiguiente sentir ligereza completa al momento de descansar. Por lo general suele estar fabricado con materiales orgánicos por lo que también estabilizan la temperatura corporal.

 

Cómo elegir el mejor colchón para tu caso particular

Como conclusión, te damos algunos consejos para hacer la mejor elección:

  • Si eres de las personas a las que les gusta dormir boca arriba, una buena opción son los colchones de resortes como nuestros colchones Apolo, siendo recomendado este tipo para aquellas personas con mayor peso y corpulencia.
  • Si por otro lado eres de aquellas personas que suelen tener un alto nivel de sudoración, evita los colchones viscoelásticos. Los colchones con terminación viscoelástica, como el colchón Special Soft, son los mejores para quienes prefieren que la superficie se ajuste a su cuerpo mientras duermen.
  • Si sufres de dolores de espalda, tu mejor opción es aquellos construidos con espuma de alta densidad o HR con mayor rigidez. Para eso puedes considerar opciones de nuestro catálogo como el Pillowtop Ortopédico o similares como el Faraón Súper Ortopédico.

Hasta aquí la guía para comprar tu colchón. ¿Tienes dudas?

Contáctanos o visítanos para que un asesor experto te ayude a tomar la mejor decisión.